Surf

Ojos verdes buscando una ola
la encuentra, la domina
y al fin, la viola
le roba sus secretos
la monta hasta morir
erase una ola vulgar,
una prostituta cualquiera.
Muerta en la cuneta,
nadie la echará de menos.
Ojos verdes, sigue buscando
recuerda una tarde,
cuando aún era niño,
eran entonces las cosas distintas:
recuerda la sal en sus brazos
en sus espigas doradas
recuerda un sol bajo el agua
aquella tarde violenta que cambió su vida
ahi empezó todo.
Ya no se acuerda de quién lo empujó,
quién lo metió en el burdel.
Pero sigue buscándola
sigue buscando a aquella puta, gloriosa
que lo desvirgó, lo pervirtió
y le quitó la inocencia.
Quiere mirarla a la cara y decirle:
“Hoy te toca a ti,
vamos a ajustar cuentas”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Surf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s